La conquista de tierra firme

Cuando la Vida comenzó en los océanos, la tierra firme era una inmensa superficie yerma y desolada. Pero la Vida es poderosa, nunca desaprovecha oportunidades ni recursos y no dejó pasar la oportunidad de la conquista. Las algas microscópicas tomaron la iniciativa en la colonización  terrestre. Aprendieron a soportar la bajamar y dieron el paso…