Ebro, el Río Maldito

Los Íberos, nuestros antepasados prerromanos, deben su nombre al Río Ebro, el más caudaloso de la Península. Nace en las agrestes peñas de Cantabria y desemboca en el Mediterráneo, formando un Delta en la costa de Tarragona. En su tránsito al mar riega tierras de vino y huerta (tintos riojanos y espárragos de Tudela) e…