La triste historia de un Ficus en Murcia

Erase de un Ficus centenario, cuyas ramas cubrían de sombra una plaza entera. Su copa sobrepasaba la altura de los edificios colindantes. Las raíces se extendían por el subsuelo, ocupando una superficie equivalente a la de su sombra.El árbol vivía en la Plaza de Santo Domingo, en la ciudad de Murcia. Hace cosa de un…