Corcho, el reverso del plástico.

El corcho es un material biodegradable que permite muchos usos y su producción es perfectamente sostenible y beneficiosa para el ecosistema, todo lo contrario del plástico, en su mayor parte no biodegradable, no sostenible y una verdadera ruina para la Biosfera. El uso más popular del corcho es para la fabricación de tapones para botellas…