Los Árboles Goshinboku, donde viven los Espíritus de la Naturaleza

En las culturas antiguas se veneran a los árboles, asociándolos a divinidades y fenómenos mágicos. Este post está dedicado a los Goshinboku, árboles sagrados en el Japón tradicional.

El Sintoísmo y Espíritus de la Naturaleza

Los primeros pobladores de Japón, un lugar de clima hostil y escasos recursos, dependían de la voluntad de la naturaleza para que sus penosas y trabajosas actividades económicas les permitieran subsistir. De ahí nace el sintoísmo, la religión más antigua de las que actualmente se practican este país.

En el sintoísmo se rinde culto a los Espíritus de la Naturaleza, llamados Kami, creadores y regidores del mundo. Todo objeto natural, sea un piedra, un animal, una planta o el sol, esta animado por estas deidades.

Los Kami no son siempre benéficos para los seres humanos, hay casos en que juegan con éstos de forma desconsiderada y caprichosa, acarreandoles multiples quebrantos, como es el caso de los Mushi. Para neutalizar la influencia de estos peligrosos espíritus es preciso la intervención de un sacerdote-exorcista especializado llamado Mushishi.

Cualquier árbol puede ser la morada de un Kami, pero hay algunos por los que sienten predilección, son los Goshinboku. Estos ejemplares especiales se encuentran en los templos de la religión sintoísta (Jinja), donde se les adora y cuida. Se les ornamenta y señaliza enrollando en sus troncos con un collar fabricado con cuerdas y figuras de papel origami*.

En otras ocasiones, los sujetos de veneración son bosques enteros, como es el caso del Aokigara (traducido, el Mar de Árboles) en las laderas del Fuji Yama, también conocido como «El Bosque de los Suicidas» por la extraña costumbre de muchos japoneses de atentar contra sus vidas en dicho paraje.

*El origami es un arte tradicional japonés, que consiste en construir figuras a partir de pliegos de papel, haciendo, tan solo, dobleces. No debe cortarse el papel bajo ningún concepto, como homenaje a los árboles de los que proviene la materia prima, que en su día fueron talados para obtenerla.

Algunas especies de Goshinboku

Aunque cualquier árbol de los que crecen en Japón pueden ser considerado como Goshinboku y ocupar altares (himogori) en los templos sintoístas y lucir el cinturón que los identifica, hay ciertas especies que podemos considerar emblemáticas.


• Cleyera japonica (sakaki)


Puede alcanzar los 10 metros de altura. Las hojas son perennes, grandes, coriaceas, de forma ovalada, más oscuras por el dorso que por el envés. Sus flores, de color crema, son pequeñas y fragantes. Considerada una especie sagrada, en determinados rituales se emplean ramilletes de esta especie, ocasionalmente, intercalando entre las hojas láminas de pepel.


• Cryptomeria japonica (sugi o cedro japonés)


Endémico de Japón, pese a su nombre común, no está emparentada con los cedros. Hojas reducidas, de no más de un centímetro, con forma de aguja. Es de tamaño colosal, alcanzando los 70 metros de alto, el equivalente a un edificio de 20 pisos. Su polen es frecuente causa de alergias en la población japonesa.


• Cinnamomum camphora (alcanforero)

De este árbol se obtiene una conocida sustancia medicinal, el aceite de alcanfor. Es muy longevo, encontrandose en muchos templos ejemplares de más de 1000 años. Puede medir hasta 20 metros, tiene hojas grandes, ovales y de nervios marcados.


• Zelcova serrata

Sus hojas, con forma de punta de lanza, tienen los bordes serrados. Son caducas y antes de caer al suelo adquieren hermosas tonalidades amarillas y anaranjadas. De tamaño medio, debido al aspecto de su ramaje, en Japón se le denomina como «el árbol que se extiende como una mano».


• Chamaeocyparius obtusa (hinoki o ciprés japonés)

Su porte puede llegar hasta los 35 metros. Sus hojas son muy pequeñas, de 2 a 4 mm, en forma de escama. Su polen también es responsable de reacciones alergicas entre los habitantes de Japón. El árbol de la portada es un hinoki.


Si quieres saber más sobre los árboles en la cultura japonesa, te recomiendo la lectura del post «Jubokko, el árbol vampiro del Japón«, publicado en este mismo blog.

2 Comentarios Agrega el tuyo

    1. blogtanico dice:

      Es todo un halago su comentario.
      Gracias.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s