Cuento del Estramonio (Datura innoxia)

Un indio mexica de cabello canoso machaca negras y brillantes semillas de Hierba del Diablo en un mortero de piedra, usando un mango de madera. Las semillas pertenecen a su propia plantación, situada en un terreno oculto al que solo el propietario sabe llegar.

Durante el proceso de molido, que realiza sentado en una desgastada estera de sisal, canturrea con voz susurrante una antigua canción tolteca en lengua náhuatl, acompañando los rítmicos golpes del mango.

Cuando da por finalizada la tarea, disuelve el oscuro polvo resultante en un recipiente de barro con agua de pozo que ha calentado en una olla de cobre y lo endulza con miel de cactus. Bebe la mezcla con sorbos lentos.

Después, se desprende de sus andrajosas ropas y sale al exterior de la casa de barro y techo de palma donde habita. El sol está saliendo entre las cimas azuladas de los cerros lejanos, iluminando un árido paisaje desértico.

El indio fijó su vista en el disco solar. Al principio, la luz le deslumbra, pero, poco a poco, la sensación fue desapareciendo.

Puede percibir los objetos que se encontraban a ambos lados de él sin necesidad de girar la cabeza o el cuerpo. Sus ojos se han desplazado del lugar habitual, ocupando los flancos de un rostro que se transfigura en el pico de un ave.

A continuación, sus extremidades experimentaron un extraño cosquilleo, que no tardó en convertirse en un dolor tan insoportable que le hizo perder el sentido y caer desplomado sobre el polvoriento suelo.

Cuando despertó se encontraba en el aire, volando en dirección a los cerros donde nace el sol. La choza estaba bien abajo, apenas más grande que un botón de peyote. Lucía un nuevo cuerpo cubierto de plumas negras, sus brazos se habían transformado en alas y sus pies en garras.

Escuchó una explosión, sintió que su vientre se desgarraba y cayó desde las alturas.

Abajo, un hombre blanco de ancho sombrero, con una humeante arma en las manos, sonríe con malicia y dice, para si mismo, entre dientes:
-¡Un pinche brujo menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s