Invasión de avispas chinas

Dos son las especies de avispas, escapadas de China, que han llegado a la Cornisa Cantábrica española ocasionando grandes daños y un futuro poco halagüeño, teniendo en cuenta la incompetencia de las autoridades.

Unas avispas han elegido los insectos politizadores como víctimas, en especial las benéficas abejas, y las otras los castaños, que ocupan un millón de hectáreas en la Península Ibérica.

Avanzan, de forma descontrolada, hacia el sur.

La Vespa velutina mide unos tres centímetros, un coloso en el mundo de los insectos voladores. Su apetito es insaciable, devora mariposas, moscas, avíspones y sobre todo abejas. En Galicia la producción de miel se ha derrumbado y en los campos se nota una floración más pobre que nunca. No es ninguna broma que las especies que mantienen el ecosistema y nos alimentan, tengan problemas para formar sus frutos.

Dryocosmus kuriphilus es la otra enemiga. Parásita de castaños, impide el crecimiento de sus frutos. Para los recolectores es un perjuicio sin paliativos y para los castañares, sin semillas nuevas, es el principio del fin.
Pero que nadie se alarme, las grandes mentes del país ya tienen la solución. Vamos a importar, también de China, a los archienemigos de las puñeteras avispas, que si tenemos suerte y no deciden destruir lo poco que quede sano en España, será un dinero muy bien invertido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s