Banderas azules

La fiesta comenzó en los 60’s.

El ‘Milagro Español’ trajo a los turistas y el boom urbanístico. Al mismo tiempo la agricultura y la minería se industrialización. La España del burro y el botijo, dio paso a una nueva España.

España entró, por fin, en el siglo XX…

Y así, sin pensar en el mañana, desoyendo a los ecologistas y a los sabios, tapando bocas y calmando conciencias con el Poderoso Caballero Don Dinero, hemos llegado hasta hoy.

La culpa de que el mítico Mar Menor esté estigmatizado esta temporada como ‘No Recomendable’ para el veraneo la tienen dos categorías de personajes: Los gestores y los consentidores. Los primeros porque no quieren defender el interés público y los otros, es decir, nosotros, porque deberíamos haber encadenado a los gestores en una galera, condenados a remar para toda la eternidad.

Los últimos análisis oficiales de calidad de las 16 playas interiores, despojadas de la bandera azul, indican que los niveles de nitratos y fosfatos equivalen a los cinco ríos del reino de Hades, el Aqueronte (el río de la pena o la congoja), el Cocito (el río de las lamentaciones), el Flegetonte (el río fuego), el Lete (el del olvido) y el Estigia (el del odio).

Imaginaos los que supone todo esto para los caballitos de mar, los langostinos, las doradas y los mágicos habitantes vegetales que sostienen el edificio.

Son muchos años de mentiras, de abusos, sobornos y amenazas, tiempos en que el ‘pensamiento verde’ era el enemigo público de la economía y el progreso.

“El pan de ayer, es el hambre de hoy “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s